Jordi Soler

Narrador, periodista y poeta, sus obras han sido traducidas a varios idiomas
  • Biografía

    Jordi Soler nació en 1963 en La Portuguesa (Veracruz, México). Es autor de dos libros de poesía y diez novelas, traducidas a varias lenguas.  Desde Bocafloja (1994), su primera novela, se convirtió en una de las voces literarias más importantes de su generación. También es el autor, entre otros, de Los rojos de ultramar (Alfaguara, 2004), La fiesta del oso (Literatura Random House, 2009), Salvador Dalí y la más inquietante de las chicas yeyé (Literatura Random House, 2011), Diles que son cadáveres (Literatura Random House, 2011), La guerra perdida (Literatura Random House, 2012) y Restos humanos (Literatura Random House, 2013). En 2015 Alfaguara ha publicado su último libro, Ese príncipe que fui. Durante diez años, de manera paralela a su trabajo de escritor, hizo programas de música y literatura en dos de las estaciones de radio más influyentes de México. Luego fue diplomático en Dublín y ahora vive en Barcelona, la ciudad que abandonó su familia al término de la Guerra Civil. Es colaborador habitual en varios diarios y revistas. Es caballero de la irlandesa Orden del Finnegans.

  • Vídeo

  • Críticas sobre Jordi Soler

    Una imaginación mágica y arrolladora.

    Jorge Semprún

    Un autor imposible de olvidar.

    Jesús Martínez Gómez, Mercurio

    Un narrador fuera de serie.

    Delphine Peras, Lire

    Jordi Soler es, ante todo, un poeta.

    Xavier Houssin, Le Monde

    Ese príncipe que fui

    La vida como obra literaria.

    Carlos Pardo, Babelia

    Vividor, esperpéntico, estafador, borracho, parásito del franquismo, esta muy peculiar Alteza Imperial, pese a todo un digno exponente del quijotismo universal, junto con su Crispín —su sanchesco escudero gitano— confirma una pareja singular que logra enamorar al lector a lo largo de estas páginas deliciosas.

    Laura Restrepo

    Una crónica agitada, tan divertida como trágica, que tiene mucho de quijotesca.

    J. A. Masoliver Ródenas, Culturas, La Vanguardia

    Humor anglo con negritud española […]. Unas escenas podría rodarlas Huston o Lean, pero con otras Berlanga se pondría las botas.

    Nadal Suau, El Cultural de El Mundo

    Restos humanos

    La novela Restos humanos, adaptable a telones o aventuras cinematográficas, se mueve entre el esperpento de rúbrica valleinclanesca y la gran pantalla al estilo de un Tod Solondz, donde no hay redención posible.

    Tomás Benito Gómez, Literaturas.com

    Diles que son cadáveres

    Diles que son cadáveres es buenísima, demasiado buena para que lo aplaudan en España.

    Enrique Vila-Matas

    Una de las piezas más deliciosas que quien esto firma se ha echado a los ojos en los últimos meses.

    Miguel Barrero, Qué Leer

    Un elogio de la locura creadora frente a una sociedad que se cree racional, razonable.

    François Lestavel, Paris Match

    Puro delirio, una delicia.

    Isabelle Falconnier, L´Hebdo

    Una narración vertiginosa.

    Frédéric Vitoux, Le Nouvel Observateur

    La fiesta del oso

    Una obra mayor.

    Juan Ángel Juristo, ABC

    Este no es un libro más.

    Ernesto Calabuig, El Cultural

    Los rojos de ultramar

    De vez en cuando encontramos un libro que nos atrapa y nos transporta, que nos hace sentir y pensar, que nos sacude y nos entusiasma como una descarga eléctrica. A mí me pasó esta semana, y el libro se llama Los rojos de ultramar.

    Ignacio Martínez de Pisón
  • Libros de Jordi Soler

  • Prensa sobre Jordi Soler

Descargar ficha en PDF

Consultar disponibilidad

  • Llámanos: +34 915 35 89 27
  • Jordi Soler viaja desde Barcelona, España

Otros autores

Rodrigo Fresán

Escritor y periodista, es uno de los autores más representativos de la narrativa actual en español

Sergio Ramírez

Premio Cervantes 2017, ganador del Premio Alfaguara de Novela, el Premio Internacional Carlos Fuentes, Premio Iberoamericano de Letras José Donoso por el conjunto de su obra literaria, entre otros

Santiago Roncagliolo

Ganador del premio Alfaguara de Novela y el Independent Foreign Fiction Prize por Abril rojo